Close Sidebar
Type & Hit Enter To Search

Una céntrica calle valenciana y una contraseña. Es todo lo que Cutty Sark nos proporcionó para trasladarnos a los speakeasies Neoyorkinos de los locos años 20, y rendir homenaje a la 21ª enmienda que derogó la Ley Seca.

5k3HOWN44qRewSdw2M_PNBuZgTywSVh9ztvpDJmbxPM,QozCbq-SDHxaDhZn6fNPMob1gX_yLxRYFwtLzmBjFAkEl año 1919 en EEUU entró en vigor la 18ª enmienda de la Constitución por la cual fueron prohibidas las bebidas alcohólicas: la Ley Seca había comenzado y con ella los speakeasy, establecimientos en los que se vendían de manera ilegal bebidas alcohólicas y se pedía a los clientes que “hablaran bajito” (speak easy) para no ser cazados por las autoridades. La Ley Seca se prolongó hasta 1933, y fue Cutty Sark el único Scotch Whisky distribuido ilícitamente durante la prohibición.

Con máxima discreción y tras lo que aparentemente era una antigua funeraria nos esperaba Sam, un portero neoyorkino que tras escuchar la contraseña abría una puerta secreta, escondida tras un ataúd trucado, a la gran fiesta clandestina Secret Club en la que no faltaba ni un detalle.

wa2zj0N0sCe-5TWcOD1imKWh7uvsxmAiIVa3bXM5IiQ,eDVOxj292Gi80xcpmY2MIMLgNj0iE6W46zBg2o8E6yA

Tirantes y bombines para ellos, cintas de encaje y collares de perlas para ellas: ya estábamos listos para viajar a los locos años 20.
La música de un grupo de jazz en directo amenizaba la fiesta y en la barra nos esperaban enérgicos cocteleros ataviados como boticarios encargados de preparar durante toda la noche tantas tazas amarillas como fuese necesario, ¡que no se vea el contenido de nuestra bebida! La coctelería constaba de tres combinados típicos de la época: The Scofflaw, Blood and sand y Whisky sour.
Unas atractivas camareras portaban bandejas con ricos bocados dulces y salados, desde pequeñas hamburguesas, hojaldres rellenos de salchicha, sorprendentes cupcakes salados, hasta brownies para los más golosos, ¡lo mejor de la cultura americana de aquellos años estaba presente en todas sus vertientes!

ElK2t4HLpc7f7tJ2j2swJao6uD407qA5JDu5yD4AMy8,T-bTZGY5hymrNWPR_tWfit96hMMs1SQESs7ZTR4IfQ0 La música seguía sonando, el magnifico sonido de temas originales se mezclaba con versiones de grandes temas de jazz y swing: desde Duke A. Ellington pasando por Billie Holiday hasta Louis Prima. Una pareja bailaba lindy-hop frente al escenario y animaba a todos los invitados a moverse, y claro… ¡nuestros pies sucumbían al ritmo frenético de la noche sin remedio!

De las bandas de jazz (si, hemos dicho bandas) pasábamos a sensuales actuaciones de burlesque que hicieron las delicias de todos, las cuales se intercalaron con mezclas de música electrónica y temas del New York de los años 20 de la mano del DJ de la fiesta.

mw4C60C3gBBYPoAss4EI-gDRqk1kkvFQgdb75NmneR0,c7BtR14kZpwGRygx-2lO3MyRMdFtdv25aXEOUtXpLJMR-DnMCFWXXgJUlrNBdFVzzIxvCr5nCr0AcLwq9Q8dAo,CjVHnd5ro7sR_g1cA1mlDo_QTyX433S3M1E4jINMzhE-1gbbXPwpPb9J8Q6V9mW60zd_NCcWD9xe7kc7bROWrmP4,0FVIpy_FdU2rbgfVHiOwrIbAw1-CKzRZyhK3z6sLJdoEntre cócteles, podíamos disfrutar de chupitos de Prohibition Edition, un whisky de 50% hecho como homenaje a Bill McCoy, uno de los traficantes de alcohol más famosos de la época, y que estuvo muy presente en Secret Club Valencia desde un principio: ¡la corona de flores llevaba su nombre!

Como veis, Secret Club by Cutty Sark tiene todos los ingredientes para ser la fiesta del momento, y es que no cabe duda: Dejaron el listón muy alto ; )

Start the conversation

Success
Your comment is awaiting moderation.

Te puede interesar:
Horchata Magazine

Revista fanzinera en la que se tratan diferentes artículos sobre cultura, viajes, gastronomía, curiosidades y temas de interés actual, acompañados siempre de ilustraciones de calidad y un diseño fresco y optimista.

Compra ahora!

Redes Sociales

© 2015 Horchata Magazine. Todos los derechos reservados.